domingo, 21 de febrero de 2010

Destino: Humahuaca

Llegamos a Humahuaca con un cielo que parecía que se venía el mundo abajo. Por recomendación hicimos pie en un camping que estaba bastante alejado de todo, pero que tenía un gran parque y fue el único que vimos en todo el viaje que tuviera pasto. Con apenas una llovizna recorrimos la ciudad que luego, a la noche, parecía estar deshabitada. Estuvimos de paso solamente, y a la mañana siguiente salimos rumbo a Iruya.

2 comentarios:

  1. había una vez una vaca, en la quebrada de Humahuaca.

    ResponderEliminar
  2. que lindo,,,

    la montaña siempre espera.

    ResponderEliminar